Centre de conservació del patrimoni natural mediterrani.

Espai privat obert al públic, especialitzat en plantes aromàtiques i medicinals.
El jardí botànic de Cal Riera està situat en un entorn privilegiat, al costat del Mirador de la Creu, és un centre PRIVAT, obert des de 1999 on s'uneixen valors d'investigació, biològics, cultural-educatius, paisatgisties i lúdics sentimentals.

La seva finalitat és la conservació dels recursos vegetals i donar a conèixer lùtilitat que es pot treure de les plantes (elaboració de remeis a malalties, us culinari, cosmétics...)
Cal Riera recull més de 200 espècies, entre plantes medicinals i aromàtiques, arbres fruiters i arbusos. Tot i que la majoria són mediterranis i autóctons del Moianès, també en trobem del EE.UU, Canadà i Japò.
Es un espai obert a l'educació i aprenentatge.
Un altre punt que caracteritza el Jardí és la seva vocació divulgativa i didàctica per potenciar el coneixement i el respecte al patrimoni vegetal i així contribuir a la seva conservació.
Dins del Jardí, cada planta va acompanyada d'una descripció amb el nom d'origen i popular, també trobareu pedres tallades amb els nombs dels nenes que tenen en el jardí botànic el seu arbre plantat.

DES DE L'EQUINACEA, A LA PASSIFLORA, EL BOIX GRÈVOL, LA STEVIA, LA HERBA DE SANT JOAN..... I MÈS...
ESPEREM LA TEVA VISITA


lunes, 29 de julio de 2013

TROPAEOLUM MAJUS: CAPUTXINA

Foto cedida por C.I.C.

Hoy os quiero enseñar un nuevo habitante del jardín: 

La caputxina: Tropaeolum majus 

Nom català: Bequera, Caputxina, Llaguera, Morritort, Morritort d’Índies 
Nom castellà: Capuchina menor, taco de reina, espuela de galán, flor de la sangre, llagas de Cristo, marañuela, mastuerzo de Indias o pelón 
Família : Tropeolàcies 

Es una planta ornamental originaria de América que se cultiva en parques y jardínes. En las zonas de costa en España se ha asilvestrado. Es una planta anual, lampiña, suculenta y extendida. 
Existen numerosas variedades con flores rojas, anaranjadas o amarillas, el cáliz tiene cinco sépalos y la corola cinco pétalos desiguales. Las flores y las hojas tienen un sabor picante similar al del berro. En algunas zonas se la denomina capucha de monje, expresando la forma de sus flores. Los jesuitas introdujeron la planta a Europa en el siglo XVI, dando constancia de su utilización culinaria, tanto de sus hojas como de sus flores. 

Se denominaba mastuerzo de las Indias, berro del Perú o de los jesuitas 

La planta entera es comestible. En algunos países utilizan los capullos de las flores tiernas, macerados en vinagre para atenuar el gusto de las alcaparras. Al ser la capuchina de origen suramericano, es en ese continente donde se utiliza más como condimento. Las flores de capuchina, por su agradable sabor y su inmejorable aspecto, sirven para adornar platos de carne, pescados, verduras y ensaladas. En los Estados Unidos las hojas, tallos, y flores se comen crudas o en ensaladas. 

Está reconocida como un antibiótico vegetal:tanto en sus hojas como en sus flores y frutos se encuentra una sustancia con acción antimicrobiana que actúa como un verdadero antibiótico bacteriostático, que impide la reproducción de numerosos microorganismos patógenos. La inmensa mayoría de los antibióticos, están producidos por hongos o bacterias. La capuchina es una de las pocas plantas superiores conocidas, capaz de producir una sustancia natural de acción antibiótica, que presenta además la ventaja de no destruir la flora bacteriana, ni provocar sensibilizaciones o reacciones alérgicas. 
Por via externa se utiliza en la preparación de champús para tratar la caspa y reforzar el cuero cabelludo. Las hojas se aplican en caso de traumatismos y contusiones. 

Tiene algunas contraindicaciones, así que como siempre hay que consultar con especialistas para su uso.  

1 comentario:

  1. Te bones propietats, si que havia llegit el seu us en xampús.

    ResponderEliminar